Pelicula el arbol de la ciencia

Un estudiante español de Bachillerato estudia literatura de españa del XVIII al XX. Pasa por el Clasicismo, el Romanticismo, el Realismo, el 98, las vanguardias, el 27, por la poesía, la novela y el teatro de la posguerra… todos movimientos y todo lejísimos de los autores y sus libros. ¿Quy también el 98 es un invento de Azorín quy también nadie involucrado aceptó? Da igual. Lo importante es saber quy también fue, presuntamente, la otra cara de la moneda del Modernismo y, al final, citar un par de autores y un par de las respectivas obras dy también cada uno.

Tu lees esto: Pelicula el arbol de la ciencia

Así, la literatura es cada vez más una cosa anónima. El Barroco sy también impony también a Góngora, el Renacimiento a San Juan, el Romanticismo a Espronceda… y nada al Quijote pues no sy también saby también realmente bien dónde situarle. Sy también estudian peculiaridades generales y opinables en perjuicio del libro. No tenemos, ni deseamos tener, un canon literario.

Si lo hubiera, en él habría que incluir “El árbol de la ciencia”, segurapsique la más completa dy también las novelas de Pío Baroja, monumental narrador que escribió un sinfín dy también libros experimentando mucho más de lo que sy también cree. Si no fuera por ese pesimismo exacerbado que lo inunda todo, Baroja sería una figura dy también la literatura universal.

“El árbol dy también la ciencia” es un libro crudelísimo. Vuelvo a él cada un par de años para toparmy también de bruces con una visión tan negativa de la vida que hacen falta dos librillos de consumo rápido para recuperarme. Aun así, es un libro veraz, auténtico, directo, un retrato pasmoso y vivo de la España de la época de Baroja.

Publicado en 1911, en él se pueden leer citas como las siguientes:

“Realmente, la política española nunca ha sdesquiciado nada alto ni nada noble”.

“En España, en general, no sy también paga el trabajo, sino más bien la sumisión”.

“Las costumbres de Alcolea eran españolas puras, es decir, de un absurdo completo”.

Ver más: Como Tener Relaciones Con Tu Novio, Hablar De Sexo Con Tu Pareja

“En Alcolea todos y cada uno de los ricos defraudaban a la Hacienda y no sy también les tenía por ladrones”.

Uno se pregunta si, auna parte de en lo material y lo democrático –con todos sus peros–, hemos mejorado desdy también aquellos tiempos quy también el escritor vasco afincado en la capital de españa criticaba con dureza. Muchas dy también sus afirmaciones son dy también completa actualidad.

“El árbol de la ciencia”, aparte, es una desgracia espléndida, un retrato de un joven, Andrés Hurtado, incapaz dy también vivir en un ambiente desolado intelectual y moralmente. Pese a todo, lo va intentando hasta el final, en el momento en que de súbito toda la verdad dy también la existencia humana se ly también echa encima. Y su tío, el ilustry también Iturrioz, la llama epicúreo en uno de los finales más irónicos y amargos dy también la historia dy también la Literatura.

Si fuésemos un país serio, libros como “El árbol dy también la ciencia” formarían una parte de un canon literario dy también obligada lectura en las escuelas. Es una obra profesora de la narrativa contemporánea, una clara evolución de la escuela que dio maestros geniales como Galdós, Tolstoi, Dickens o Balzac. En Baroja hay una nueva manera de narrar, más moderna, a trompicones, como entendía el escritor quy también funcionaba la vida.

Pero, recordemos, “El árbol dy también la ciencia” es un libro incómodo, por su pesimismo y por su nada lejana verdad. Seguramente no sea capaz para la muelle existencia que pretendemos inculcar en nuestros futuros ciudadanos. Da igual que ese sea otro paso más hacia el completo analfabetismo. Los rebaños ovinos se conducen mucho mejor quy también los fierapsique humanos.

Ver más: Como Ser Atractiva Para Los Hombres : 11 Tips, ¿Cómo Ser Interesante Para Un Hombre


*
Daniel Martín FerrandNacorate en Madrid. Diplomado en Derecho por la Universidad Pontificia Comillas (ICADE). Grado en Humanidades por la UNIR.Estudiante frustrado de Empresariales, Historia y Filosofía. Pasó con mayor pena que gloria por el Tisch School of Arts de la New York University (NYU).Ha trabajado como guionista de televisión, lector de guiones cinematográficos y manuscritos literarios, redactor, escritor de anuncios promocionales para la radio, facedor de “editings” dy también algunos pocos libros y crítico cinematográfico.En 2004 publicó una novela, Los despreciables. Gran amante dy también la cultura en todas y maravillosas manifestaciones, escribe a diario en todos y cada uno de los géneros sin éxito ni gloria mas con muchas ganas.Actualpsique combina su trabajo como docenty también con la escritura dy también artículos periodísticos.