Piratas Rock Wey, 1 De Febrero

Para muchos dy también vosotros, el Piratas, en Alcorcón, va a ser toda una institución, bien sea por el rock quy también rezuma por sus paredes o por la carne a la pierda de la quy también sy también sienten tan orgullosos. A nosotros, como esas dos premisas nos semejan razones de suficiente peso como para conocer un sitio, nos subimos en el Burger Movil y para el Polígono dy también Urtinsa quy también nos fuimos, para dar buena fe de ello.

Tu lees esto: Piratas rock wey, 1 de febrero

Al llegar, nuestra sorpresa fuy también mayúscula al observar, como Goonies de ciudad, cómo un barco pirata aparecía ante nosotros, empotrado en una navy también industrial y cuyas puertas sy también abrían para darnos la bienvenida. En su interior, la emoción nos siguió embargando al ver la zona de bar, con una enorme barra, que también sy también estados unidos como sala dy también condeterminados y un enorme salón dondy también los grupos acuden en manadas a ponersy también finos y al que nos da la bienvenida una suerty también dy también Williy también El Tuerto, siempre custodiando su tesoro. Además, asimismo cuentan con un segundo local, decorado a modo interior de barco, en el que tampoco falta el más mínimo detalle.

*
Como podéis ver, en cuanto a decoración, parece quy también estemos en el restorán temático dy también un parque de atracciones más quy también en un polígono industrial dy también la zona sur de Madrid.

una vez que pudimos relajarnos frente a la emoción del lugar, nos echamos la carta a los ojos para comprobar quy también acá la carne es algo más quy también un orgullo, es prácticamente una religión, sobre todo, como ya hemos dicho, cocinada a la piedra en la propia mesa. en cuanto a los precios, un tanto elevados, aunque las raciones que vimos pasar a nuestra vera los justifican bastante en lo que a cantidades sy también refiere. Nosotros, como nos fuimos directos a por la hamburguesa, os podemos decir que, por diez €, no está nada mal, aunque tieny también sus explicaciones y os las vamos a dar.

*
hemos de destacar la simpatía del servicio, quy también en todo momento sy también preocupó por nosotros y nos atendió estupendamente, como asimismo pudimos comphurtar que sucedía en otras mesas. Tal fuy también el mimo, que nos trajeron un platito con paté para ir haciendo ganas de comer. Atención a la cesta dy también tostaditas quy también ya nos espera en la mesa antes de sentarnos y quy también es la señal dy también quy también algo va a llegar a la primera dy también cambio.

Ver más: Marcas De Pipas De Girasol Españolas, Pipas Girasol

*
Sin hacer un alardy también dy también calidad y sabor, esty también medallón dy también paté ayuda a disimular el hambre atroz que llevamos y es un buen detalle por party también del local, lo cual hizo quy también nuestras expectativas fuesen todavía más altas, aunque tenemos que admitir que la alegría duró poco, ya que, en cuanto nos llegó nuestra Hamburguesa Pirata, vimos que acá de burger batallera no se pasa, aunquy también lo peor no era la imagen, sino lo quy también sy también escondía entre la lechuga, el queso, el bacon y la cebolla. Exactamente exactamente los mismos defectos que su hermana "pequeña", la Piratilla, descrita por ellos mismos como la preparación para los pequeños marinos y quy también es igual, pero sólo con menos al gusto animal.

Y es que, aunquy también aquí parece que sy también toman muy en serio lo dy también la carne, ya cuando no se nos preguntó el punto, algo nos olió a chamusquina y nunca mejor dicho. Lo quy también nos hallamos entry también dos panes y resto de ingredientes fueron dos filetes, muy finos, prácticapsique quemados, pasados por dentro y muy correosos y secos. Tal fuy también el barapalo, quy también tuvimos quy también aprovechar la salsa pirata (realmente espectacular) para pasar aquel despropósito carnívoro.

*

por si acaso fuera poco, el bacon casi no sabía a nada y el resto dy también ingredientes nos pareció dy también tan mala calidad quy también no merecen la pena ser comentados. Y lo peor, el pan, blando, hasta el punto dy también estar chicloso, que no aguanta ni siendo agarrado con las dos manos. De su tueste ni hablamos, porque no existía.

Creemos quy también los dueños de Piratas son conscientes de esta herejía hamburguesera, más quy también nada pues la sirven con una al gusto de patatas tan enormy también quy también esperan que sea para que acabemos tan lleno quy también el cerebro no nos dé para hacer valoraciones como la que estáis leyendo. A medio camino entry también congeladas y caseras, rompemos una lanza a su favor, en tanto que nos gustaron bastante y con la salsa antes mencionada, están de muerte. Eso sí, no compensan, en absoluto, los diez € que cuesta el plato.

Ver más: Crepúsculo: ¿En Qué Orden De Las Peliculas De Crepusculo, Crepúsculo (Serie)

En definitiva, nuestra visita al famosísimo Piratas nos dejó un sabor agridulce, en tanto que la hamburguesa no llega al nivel quy también marca la decoración del local ni la simpatía del servicio dy también sala. Una verdadera pena, ya que, aunquy también aceptamos que no sy también trate de una hamburguesa gourmet, al menos que sea batallera, pero no, ni por ésas se salva. Tendremos quy también regresar a phurtar las carnes a la piedra o las brochetas gigya antes aunque, sinceramente, no acabamos con muchas ganas de repetir.